BAYARDO CUENCA

BAYARDO CUENCA

«SUEÑOS EN ARCILLA«

Antonio Bayardo Cuenca Mayorga es un artista oriundo de la ciudad de Loja. Sus estudios artísticos  los realiza en la Universidad Técnica Particular de Loja y en la Universidad Nacional de Loja, donde obtiene los títulos de Tecnólogo y Licenciado en  artes.  Afianza sus estudios con talleres y seminarios de capacitación en Cultura, Arte, Estética y Turismo.  También tiene estudios en Gestión Cultural, Diseño y Elaboración de Proyectos Culturales y Políticas Culturales.

En el campo profesional, desde hace más de 20 años desarrolla  actividades en trabajos artístico-plásticos. Así como trabajos de restauración de obras patrimoniales pictóricas, escultóricas y arquitectónicas en las ciudades de Loja, Cuenca, Quito y Guayaquil y es facilitador de talleres de Arte, cerámica y promoción Cultural.

En su trayectoria artística tiene más de 60 exposiciones (Individuales y colectivas) en su ciudad natal, a nivel nacional e internacional, en Holanda, España, Alemania y Bélgica.  En las que destacan entre otras:

1991 “La Manzana Verde”, Guayaquil

1992  Galería “Kingman” CCL, Loja

1992 II Exposición Artística al aire libre, Loja

1992 – 1996  Galería “Latinoamericana” Quito

1993  Casa de la Cultura Cuenca, Cuenca

1997  “Septiembre” Colectiva de artistas Lojanos, Loja

1998  Embajada de Ecuador en Madrid, España

1998  “Arco de Cuchilleros” Madrid, España

2000 Galerie “Die Koffer Fabriek”, Fürth, Alemania

2000 “Septiembre” Museo del Banco Central, Loja

2001 “Lanart Beeldentuin” Lichtaart, Bélgica

2002 Galerie Betzy Liepertz, Wijk bij Duurstede, Holanda

2002 Galerie Artotheeek Atelier Desing, Tilburg, Holanda

2003 Septiembre participación en el proyecto “Círculo Votivo” para la Bienal de Florencia.

2003  Pintura y Escultura HCPL, Loja

2003  Híper Colectiva, Exposición de pintura y objeto de jóvenes artistas ecuatorianos, Quito.

2003  Museo Puerta de la Ciudad, Loja

2004  Salón Nacional, Arte miniatura, Riobamba

2004  Segundo encuentro de Arte Urbano “Al- Zurich”, Quito

2010  Museo del Ministerio de Cultura, Loja

2012 Universidad Santiago de Guayaquil, Guayaquil

2013 Salón del Pueblo, Cuenca

2014 Binacional de Artes, Cuenca

2017 Museo de la música, Loja

2018 Museo Salón del Pueblo, (bi personal), Cuenca

2818 Museo Puerta de la Ciudad, (colectiva), Loja

2018 Centro Cultural Alfredo Mora Reyes (Colectiva), Loja

2919 Museo Muñoz Mariño, (Individual) Quito.

El magnífico aporte al arte y la cultura ecuatoriana lo hacen acreedor a varios reconocimientos:

Primer premio IX Feria regional del Sur 1989, Loja

Primer premio feria de Berlín 1990 (mejor muestra Latinoamericana), Alemania

Primer premio concurso de escultura promovido por el banco de Loja 1991, Loja

Mención de honor concurso nacional de escultura CIDAP 1993, Quito

Miembro de la directiva 2015 de la Casa de la Cultura de Loja.

Artista Trayectoria 2018, conferido por la Casa de la Cultura núcleo de Loja.

De mística arcilla son las  figuras, gestos, y texturas cargadas del sentir y el vivir de los contextos culturales en que se teje la conciencia de la sociedad. Así responde mi sensibilidad a la obra tridimensional de Bayardo Cuenca que modela la maleable esencia de los cuatro elementos, en que con sutil habilidad le da vida a la idea. Construye con magistral expresión para llegar a la creación y la policromía de diversas representaciones; modelando la tierra, el agua, el  aire y el fuego para entregarnos la naturaleza, contenida en la forma.

Juan Luis Sigüenza
Curador de la Exposición

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

El arte escoge como elemento la cerámica, ese elemento antiguo y simbólico que se obtiene de la arcilla humedecida y modelada, entonces el arte habla por medio de una sabia, humilde y poderosa materia. Humilde, porque la arcilla abunda en la naturaleza desde siempre, porque no escasea, porque no hay que buscar mucho para encontrarla; humilde porque sólo requiere de la habilidad inmediata de la mano para convertirse en forma. Sabia, porque no tiene pretensiones de grandilocuencia, y sin embargo, con ella, se puede decir y hacer casi todo. Pero a la vez, poderosa, porque frente a lo inclemente, a las catástrofes, a las guerras o al tiempo, es la arcilla quemada la que perdura con mayor frecuencia, e, incluso, vence, pues en toda su fragilidad conoce que sólo luego de un baño de fuego se es fuerte, o tal vez, eterna.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

Para Bayardo Cuenca el cuerpo se conjuga, casi siempre, en femenino. Es una elección consciente, una declaración. Prefiere el cuerpo en la plenitud abundante, las hermosuras generosas, las carnes voluptuosas que invitan al amor y al abrazo. Las redondeces que recuerdan las antiguas diosas de la fertilidad y que habitan en el subconsciente destinadas al placer, a la seguridad, a la felicidad. Cuando no son en femenino, sus cuerpos masculinos emulan la morbidez del infante, del hijo regordete arrullado por aquellos pechos y caderas en plenitud, querubines de pueblo, de mucha carne y hueso, que existen en un mundo idealizado y nostálgico de matronas, músicos y campesinos rebosantes de mestizaje, un mundo en el que exceso es bello y la insulina es amable con sus devotos. Después de todo, esas redondeces nos demuestran que, en el momento de la verdad, siempre es preferible que sobre a que haga falta.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

Sus gráciles damiselas, cuando coquetean, aluden a la sensualidad de las nínfulas, tienen la picardía erótica del juego, del guiño, de la sonrisa. Visten atuendos fascinatorios como armaduras, destinados a cumplir ciertas batallas que sólo con botas y corset se pueden vencer, y a la vez, paradójicamente, tienen candor y melancolía, porque no dejan de pertenecer al reino de la pura fantasía, de la ensoñación y del deseo.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

En su obra, sin embargo, también hay cuerpos femeninos muy cubiertos de aureolas y de mantos, vestidos con túnicas y velos; cuerpos virginales y dulces cuyas redondeces representan la sacralidad femenina absoluta. En esas figuras está expresado el misticismo y la ternura que subyacen en la idea de la madre, entendida como signo universal. La Virgen velada, que, aún perteneciendo al substrato cultural más arraigado en la creencia, en sus manos adquiere una dimensión reconfortante. Desde lo profundo de la fe, casi siempre connotada por recursos severos, por dolores, sacrificios y abstinencias, Bayardo transforma la idea del misticismo clásico mariano y nos regala una versión risueña, fresca y acogedora, lo que siempre se agradece.  

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

Pero ¿Cómo no?, Bayardo Cuenca en su obra hace honor a su profunda vocación de animalista. Desde el punto de vista filosófico, el animal, ser dotado de virtudes innumerables, de belleza total, de sabiduría sin fin, es el eterno compañero de un ser humano ingrato y casi siempre cruel. Pero en su perfección, el animal es capaz de perdón y de generosidad, porque no es otra cosa que lo que su nombre indica, pura alma, encarnación de lo mejor, portador de abundancias, regalo de la vida, amigo. ¿Cómo no venerarlo en la absoluta maravilla de sus formas, por su capacidad de dar sin pedir nada, de existir a pesar de todo? Sus animales, bondadosos y calmos, que evocan los aromas domésticos de algún paraíso campesino, son expresados, no sin cierto misterio, por medio de la simplicidad del símbolo o del encanto del ornamento. Coloridos, adorables, son, como en la realidad, instrumento de felicidad para quien se gana el derecho de entenderlos.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

BAYARDO CUENCA

«SUEÑOS EN ARCILLA«

Antonio Bayardo Cuenca Mayorga es un artista oriundo de la ciudad de Loja. Sus estudios artísticos  los realiza en la Universidad Técnica Particular de Loja y en la Universidad Nacional de Loja, donde obtiene los títulos de Tecnólogo y Licenciado en  artes.  Afianza sus estudios con talleres y seminarios de capacitación en Cultura, Arte, Estética y Turismo.  También tiene estudios en Gestión Cultural, Diseño y Elaboración de Proyectos Culturales y Políticas Culturales.

En el campo profesional, desde hace más de 20 años desarrolla  actividades en trabajos artístico-plásticos. Así como trabajos de restauración de obras patrimoniales pictóricas, escultóricas y arquitectónicas en las ciudades de Loja, Cuenca, Quito y Guayaquil y es facilitador de talleres de Arte, cerámica y promoción Cultural.

En su trayectoria artística tiene más de 60 exposiciones (Individuales y colectivas) en su ciudad natal, a nivel nacional e internacional, en Holanda, España, Alemania y Bélgica.  En las que destacan entre otras:

1991 “La Manzana Verde”, Guayaquil

1992  Galería “Kingman” CCL, Loja

1992 II Exposición Artística al aire libre, Loja

1992 – 1996  Galería “Latinoamericana” Quito

1993  Casa de la Cultura Cuenca, Cuenca

1997  “Septiembre” Colectiva de artistas Lojanos, Loja

1998  Embajada de Ecuador en Madrid, España

1998  “Arco de Cuchilleros” Madrid, España

2000 Galerie “Die Koffer Fabriek”, Fürth, Alemania

2000 “Septiembre” Museo del Banco Central, Loja

2001 “Lanart Beeldentuin” Lichtaart, Bélgica

2002 Galerie Betzy Liepertz, Wijk bij Duurstede, Holanda

2002 Galerie Artotheeek Atelier Desing, Tilburg, Holanda

2003 Septiembre participación en el proyecto “Círculo Votivo” para la Bienal de Florencia.

2003  Pintura y Escultura HCPL, Loja

2003  Híper Colectiva, Exposición de pintura y objeto de jóvenes artistas ecuatorianos, Quito.

2003  Museo Puerta de la Ciudad, Loja

2004  Salón Nacional, Arte miniatura, Riobamba

2004  Segundo encuentro de Arte Urbano “Al- Zurich”, Quito

2010  Museo del Ministerio de Cultura, Loja

2012 Universidad Santiago de Guayaquil, Guayaquil

2013 Salón del Pueblo, Cuenca

2014 Binacional de Artes, Cuenca

2017 Museo de la música, Loja

2018 Museo Salón del Pueblo, (bi personal), Cuenca

2818 Museo Puerta de la Ciudad, (colectiva), Loja

2018 Centro Cultural Alfredo Mora Reyes (Colectiva), Loja

2919 Museo Muñoz Mariño, (Individual) Quito.

El magnífico aporte al arte y la cultura ecuatoriana lo hacen acreedor a varios reconocimientos:

Primer premio IX Feria regional del Sur 1989, Loja

Primer premio feria de Berlín 1990 (mejor muestra Latinoamericana), Alemania

Primer premio concurso de escultura promovido por el banco de Loja 1991, Loja

Mención de honor concurso nacional de escultura CIDAP 1993, Quito

Miembro de la directiva 2015 de la Casa de la Cultura de Loja.

Artista Trayectoria 2018, conferido por la Casa de la Cultura núcleo de Loja.

De mística arcilla son las  figuras, gestos, y texturas cargadas del sentir y el vivir de los contextos culturales en que se teje la conciencia de la sociedad. Así responde mi sensibilidad a la obra tridimensional de Bayardo Cuenca que modela la maleable esencia de los cuatro elementos, en que con sutil habilidad le da vida a la idea. Construye con magistral expresión para llegar a la creación y la policromía de diversas representaciones; modelando la tierra, el agua, el  aire y el fuego para entregarnos la naturaleza, contenida en la forma.

Juan Luis Sigüenza
Curador de la Exposición

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

El arte escoge como elemento la cerámica, ese elemento antiguo y simbólico que se obtiene de la arcilla humedecida y modelada, entonces el arte habla por medio de una sabia, humilde y poderosa materia. Humilde, porque la arcilla abunda en la naturaleza desde siempre, porque no escasea, porque no hay que buscar mucho para encontrarla; humilde porque sólo requiere de la habilidad inmediata de la mano para convertirse en forma. Sabia, porque no tiene pretensiones de grandilocuencia, y sin embargo, con ella, se puede decir y hacer casi todo. Pero a la vez, poderosa, porque frente a lo inclemente, a las catástrofes, a las guerras o al tiempo, es la arcilla quemada la que perdura con mayor frecuencia, e, incluso, vence, pues en toda su fragilidad conoce que sólo luego de un baño de fuego se es fuerte, o tal vez, eterna.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

Para Bayardo Cuenca el cuerpo se conjuga, casi siempre, en femenino. Es una elección consciente, una declaración. Prefiere el cuerpo en la plenitud abundante, las hermosuras generosas, las carnes voluptuosas que invitan al amor y al abrazo. Las redondeces que recuerdan las antiguas diosas de la fertilidad y que habitan en el subconsciente destinadas al placer, a la seguridad, a la felicidad. Cuando no son en femenino, sus cuerpos masculinos emulan la morbidez del infante, del hijo regordete arrullado por aquellos pechos y caderas en plenitud, querubines de pueblo, de mucha carne y hueso, que existen en un mundo idealizado y nostálgico de matronas, músicos y campesinos rebosantes de mestizaje, un mundo en el que exceso es bello y la insulina es amable con sus devotos. Después de todo, esas redondeces nos demuestran que, en el momento de la verdad, siempre es preferible que sobre a que haga falta.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

Sus gráciles damiselas, cuando coquetean, aluden a la sensualidad de las nínfulas, tienen la picardía erótica del juego, del guiño, de la sonrisa. Visten atuendos fascinatorios como armaduras, destinados a cumplir ciertas batallas que sólo con botas y corset se pueden vencer, y a la vez, paradójicamente, tienen candor y melancolía, porque no dejan de pertenecer al reino de la pura fantasía, de la ensoñación y del deseo.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

En su obra, sin embargo, también hay cuerpos femeninos muy cubiertos de aureolas y de mantos, vestidos con túnicas y velos; cuerpos virginales y dulces cuyas redondeces representan la sacralidad femenina absoluta. En esas figuras está expresado el misticismo y la ternura que subyacen en la idea de la madre, entendida como signo universal. La Virgen velada, que, aún perteneciendo al substrato cultural más arraigado en la creencia, en sus manos adquiere una dimensión reconfortante. Desde lo profundo de la fe, casi siempre connotada por recursos severos, por dolores, sacrificios y abstinencias, Bayardo transforma la idea del misticismo clásico mariano y nos regala una versión risueña, fresca y acogedora, lo que siempre se agradece.  

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada

Pero ¿Cómo no?, Bayardo Cuenca en su obra hace honor a su profunda vocación de animalista. Desde el punto de vista filosófico, el animal, ser dotado de virtudes innumerables, de belleza total, de sabiduría sin fin, es el eterno compañero de un ser humano ingrato y casi siempre cruel. Pero en su perfección, el animal es capaz de perdón y de generosidad, porque no es otra cosa que lo que su nombre indica, pura alma, encarnación de lo mejor, portador de abundancias, regalo de la vida, amigo. ¿Cómo no venerarlo en la absoluta maravilla de sus formas, por su capacidad de dar sin pedir nada, de existir a pesar de todo? Sus animales, bondadosos y calmos, que evocan los aromas domésticos de algún paraíso campesino, son expresados, no sin cierto misterio, por medio de la simplicidad del símbolo o del encanto del ornamento. Coloridos, adorables, son, como en la realidad, instrumento de felicidad para quien se gana el derecho de entenderlos.

Elena Pasionaria Rodríguez
Historiadora de Arte

Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada
Título: S/T Técnica: Cerámica policromada